Carro (Carro vacío)

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Publicado por en en Móviles

galaxys81

 

Este Mobile World Congress de Barcelona habría sido bastante más descafeinado de no ser por la presencia de algunos elementos que elevaron el ánimo general, como el extralargo LG G6, el nuevo diseño para el Huawei P10 o la vuelta de una Nokia que se llevó casi todos los aplausos por un gran movimiento de marketing: el regreso del Nokia 3310 renovado pero manteniendo parte del espíritu original.

Pero lo que el mercado lleva meses esperando es el regreso del gigante de la telefonía móvil, que no pasa por sus mejores momentos ni en la parte ejecutiva ni en la financiera. El Samsung Galaxy S8 debe devolver a los coreanos a su sitio y anoche Evan Blass nos dio el mayor anticipo hasta la fecha. La imagen de prensa, o supuesta imagen de prensa, del S8 ha salido a la luz, y nos cuenta bastantes cosas sobre el terminal.

Una gigantesca pantalla curva

galaxys82

 

Si en algún momento habíamos dudado de que el Galaxy S8 pudiese incluir una pantalla de 5,8 pulgadas en un cuerpo muy parecido al del anterior Galaxy S7, la imagen de prensa acabó por arrojar luz sobre el tema. Ya lo habíamos visto en imágenes filtradas y ahora lo vemos en un render con todo lujo de detales. Ese más del 90% de ratio de pantalla sobre el frontal luce como nunca hasta ahora.

También tenemos frente a nosotros la pantalla con doble curva que se mascaba desde el Samsung Galaxy Note 7, y que se anticipaba desde los primeros rumores surgidos tras el lanzamiento del Galaxy S7 Edge. El S8 será completamente curvo, ni rastro de la versión plana que se llegó a poner sobre la mesa, y el aumento de la pantalla acaba tanto con el botón físico inferior como con los botones hápticos.

No se aprecia en la imagen, pero el botón Home ahora pasa a ser un lector de huellas en la parte trasera, en un lugar junto a la cámara que ya veremos cómo de cómodo resulta. Los botones hápticos ahora se convertirán en botones virtualessobre la propia pantalla, los que Android tiene desde hace ya unos cuantos de años pero Samsung siempre ha sustituido por su propia botonera. ¿La ganancia? Ahora serán programables. Supuestamente.

AUMENTAR LA PANTALLA HASTA ESE RATIO REQUIERE SACRIFICIOS, ADIÓS A LA BOTONERA HÁPTICA

Cámaras y lectores de iris

galaxys83

 

Si nos fijamos con detalle en la parte superior del teléfono, vemos que está repleto de sensores y que se aprecian un par de lentes. No estamos hablando de que el Galaxy S8 vaya a tener una doble cámara frontal, sino del tan comentado lector de iris que debe ayudarnos a desbloquear el teléfono con un nivel de seguridad igual o superior al del lector de huellas de la espalda.

Por el momento se desconoce si ese lector de iris tendrá algún uso extra además del añadido de seguridad para el propio teléfono. En alguna ocasión se ha especulado con que podría ser el desbloqueador automático del teléfono al colocarlo frente a nuestro rostro, pero habrá que esperar a probarlo para saberlo con total seguridad. A buen seguro el 29 de marzo lo sabremos todo sobre él, pues la fecha que se aprecia en la imagen, en el reloj, confirma el anuncio de la compañía. En algo menos de un mes tendremos al S8 frente a nosotros.

 

La botonera, Bixby y la cámara

galaxys84

 

La imagen de prensa también muestra con claridad los botones físicos de este Samsung Galaxy S8 aún por presentarse. En la configuración vemos botones ya conocidos y que coinciden con la situación de los mismos en la generación anterior. Tanto el Galaxy S7 como este Galaxy S8 comparten el botón de encendido a la derecha y los botones de volumen a la izquierda.

Pero hay un añadido, un botón extra bajo los botones de volumen que se comentó en su momento que sería el botón dedicado para Bixby. El asistente de Samsung, inteligencia artificial de parte de Viv Labs, tendría un botón físico para realizar una llamada a su sistema, aunque podría combinarse con algún comando de voz como también tienen Google Assistant, Cortana o Alexa.

 

Otra posibilidad, no comentada hasta ahora, es que el propio botón tenga una segunda función. Un click para llamar al asistente, dos clicks para invocar a la cámara del Samsung Galaxy S8. Dado que ese doble click estaba ya en el botón Home del S7 y el botón desaparece, reemplazar el gesto en el botón adicional parece tener todo el sentido del mundo.

Menos de un mes, recordad. Menos de un mes para conocer todo lo que el futuro Samsung Galaxy S8 tiene que ofrecernos. Desde la potencia de su Exynos 8895 hasta las posibilidades de su nuevo asistente virtual. Esperamos con ganas al que puede coronarse, salvo que su competencia lo remedie, como el mejor smartphone del año 2017.

 

By Xataka

 

Continuar leyendo
Visitas: 561 0 Comentarios
0

Publicado por en en Móviles

 

 

s8-1

 

Los rumores sobre los precios de los futuros iPhone 8 se dispararon hace unas semanas: los analistas esperan ya que el aumento del precio de los smartphones de Apple haga que salgan por 1.000 euros de partida, pero es que parece que Samsung también rondará esos precios con los nuevos Samsung Galaxy S8.

La evolución de los precios de los terminales móviles ha seguido caminos claramente divergentes, y frente a una bajada generalizada de precios en terminales de gamas medias y de entrada también estamos viviendo la creación de una familia súper exclusiva con precios desorbitados. ¿Qué ofrece un móvil de más de 1.000 euros? ¿Tiene sentido?

 

Bienvenidos a la gama súper-alta

 

Los rumores de los precios de los Galaxy S8 llegaban de la mano de SamMobile, que indicaba que una filtración de los precios de los Galaxy S8 (SM-G950) y Galaxy S8 Plus (SM-G955) los situaba en la franja de los 950 y los 1.050 dólares al cambio. Eso supone un aumento de más de 100 dólares respecto a los precios de partida que tuvieron los Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, y vuelve a plantear una barrera aún más fuerte a estos terminales de gama alta.

Lo cierto es que como señalaban nuestros compañeros de Xataka Móvil, la escalada lleva años en marcha. Los precios de los terminales de Samsung, Apple y, por supuesto, de Google, han ido experimentando subidas notables que han hecho que en este 2017 nos encontremos ante una situación singular: los 1.000 euros podrían convertirse en la barrera de entrada para sus terminales más potentes y exclusivos.

Los grandes fabricantes son los responsables de marcar esa tendencia, pero no son los únicos: Huawei lanzó una versión limitada de su Mate 9 con la colaboración de la marca Porsche que situaba el precio de su terminal en 1.395 euros, el HP Elite X3 tenía un precio base de 882 euros y el prodigioso Xiaomi Mi Mix rompía con los tradicionales "smartphone chollo" de este fabricante para ofrecerlo a un precio de 887 euros en tiendas.

La brecha de precios se agranda

Esa nueva familia de dispositivos súper exclusivos va contra la tendencia generalizada de una industria que precisamente ha convertido el móvil en una commodity, en algo a lo que ya casi cualquier ser humano puede tener acceso a un precio muy competitivo

Los precios de los terminales de gamas media y de entrada se han vuelto cada vez más competitivos, pero frente a ellos se han situado esos smartphones que se han convertido en los máximos exponentes de lo que este tipo de dispositivos pueden ofrecernos.

Eso, claro, ha hecho que sus precios sean mucho más altos a pesar de que para la inmensa mayoría de los escenarios un smartphone de gama media e incluso de gama de entrada sea perfectamente válido. Aquí una vez más las comparaciones entre este sector y el del automóvil son evidentes: un coche más barato te llevará de un lado a otro igual, pero la experiencia de usuario cambia totalmente según el coche que te lleve.

s8-2

¿Qué obtienes por 1.000 euros?

Lo cierto es que hay argumentos que permiten explicar que un móvil cueste 1.000 euros. El primero de ellos, y uno en el que se escudan mucho de los fabricantes, es el del diseño exclusivo de estos dispositivos, que van (algo) más allá del rectángulo clásico para ofrecer materiales y formatos ligeramente superiores y más complejos, con una atención al detalle que muchos usuarios valoran especialmente.

Como en otros segmentos muy distintos al de la telefonía también pagamos por la marca, porque la percepción de ese dispositivo desde el exterior cambia según provenga de un fabricante o de otro. Esto, que puede resultar algo sin importancia para ciertos usuarios, es muy relevante para otros, porque el smartphone —aunque quizás ya no tanto como antes— es para muchos un elemento diferenciador a nivel social. Es como tener un coche de marca o vestir ropa de marca: lo perciba (y valore) el usuario y su entorno o no, ese factor es real y contundente.

Más allá del diseño o del logotipo del móvil hay también un componente técnico, tanto a nivel de fabricación como a nivel de componentes y prestaciones. En teléfonos de gama alta hay un elemento claramente diferenciador, y ése es la cámara. Durante años hemos visto como los móviles más caros eran tradicionalmente los que destacaban en el apartado fotográfico, y aunque hoy en día incluso en móviles menos caros las cámaras se comportan de forma notable, este es un apartado que sigue marcando diferencias.

Suele haber también otros apartados en los que la diferenciación se nota en ciertos dispositivos, ya sea por una atención especial a la optimización del software y el hardware —como ocurre en los iPhone y, quizás en menor medida, en los Pixel de Google— o en los servicios y prestaciones adicionales que ofrecen terminales como Samsung con su catálogo de servicios asociados (Pay, Health) y la presencia de características software diferenciales.

Google, por ejemplo, hizo que su Google Assistant estuviese disponible únicamente en sus Pixel de forma inicial, algo que entre otras cosas provocó que Samsung prepararase su propio asistente, Bixby para debutar en el Galaxy S8. Los beneficios de esas características software son probablemente discutibles, pero todos los fabricantes tratan de hacer que esos "efectos especiales" tengan validez práctica, sea mayor o menor.

Esa diferenciación software también tiene su equivalente en la diferenciación hardware, con componentes exclusivos que permiten a los fabricantes abaratar costes de fabricación y controlar aún más todo el producto. Los procesadores móviles son el mejor ejemplo de esa tendencia, con Xiaomi como último protagonista de una estrategia que desde hace tiempo utilizan de forma total o parcial Apple, Samsung, o Huawei.

La pasta está en la gama alta

Todos estos elementos contribuyen a fortalecer esa gama súper alta que parece confirmarse cada vez más entre los fabricantes. La razón es obvia: el dinero no está en las gamas medias y de entrada, sino en esas gamas exclusivas de dispositivos que ofrecen márgenes de beneficio mucho más atractivos para los fabricantes.

Lo decíamos hace años cuando explicábamos las razones obvias por las que no existe un iPhone barato. Apple es la envidia de la industria en este segmento, porque ha logrado no caer en la tentación de ir a un público masivo y mantener reforzar su imagen de marca de gama alta en todos sus productos.

Eso le ha permitido a la firma incrementar su margen de beneficio gradual con cada nuevo lanzamiento del iPhone. La factura de materiales, lo que le cuestan a Apple los componentes del iPhone, se ha mantenido bastante estable a lo largo de los años, pero el precio de los iPhone, como veíamos en la gráfica inicial, se ha ido incrementando de forma sensible. Apple gana cada vez más por cada iPhone vendido.

Ese es precisamente el camino que los fabricantes de dispositivos Android quieren seguir, porque la competencia en la gama media y de entrada es feroz y solo algunos fabricantes (sobre todo, en China) pueden seguir el ritmo. Google ha cambiado de mentalidad con los Pixel, Samsung lleva tiempo siguiendo esa línea con su familia Galaxy S, y otros fabricantes defienden sus gama alta a capa y espada para tratar de llevarse un trozo de ese jugoso pastel.

Eso hace que probablemente nos enfrentemos a una situación en la que será fácil ver cómo esa tendencia a ofrecer terminales exclusivos y a precios "desorbitados" se acrecienta. Siempre habrá usuarios que quieran lo mejor de lo mejor y puedan pagar por ello, y parece que la barrera de los 1.000 euros creará un nuevo punto de inflexión en esa tendencia.

Continuar leyendo
Visitas: 761 0 Comentarios
0

Publicado por en en Móviles

lgg61

 

Cada año LG nos sorprende con alguna característica diferenciadora en sus dispositivos móviles. En el LG G4 destacaban aquellas partes traseras en piel, en el G5 la modularidad y en el G6 lo que destacará es su pantalla 18:9 y una apuesta clara por los modos de pantalla dividida.

 

 

Eso plantea una pregunta: ¿es ese modo de pantalla realmente útil? Un buen número de dispositivos cuentan con esa capacidad desde hace tiempo, y ahora LG quiere aprovechar esa opción potenciándola para que su smartphone sea especialmente destacable en ese escenario de uso.

¿Es la pantalla dividida adecuada en smartphones?

El planteamiento de LG deja claro que han detectado una potencial tendencia: la de que los usuarios cada vez utilizan más esta característica. La posibilidad de contar con un modo de pantalla dividida en el que tener dos aplicaciones distintas compartiendo el área visual de nuestro smartphone es sin duda interesante, pero ¿quién lo utiliza?

 

 

El que suscribe, desde luego, no lo hace. En mi Galaxy S7 esa opción apenas sirve más para confundirme —sigo accediendo a ella sin querer— que para otra cosa, y mi conclusión es que la pantalla dividida es más apta para grandes diagonales.

¿Cómo de grandes? Fueron los Galaxy Note de Samsung los que comenzaron a explotar esta opción, pero puede que ni siquiera en ellos esa opción se pueda aprovechar del todo. El LG G6 ofrece un refuerzo importante para esta capacidad, ya que su pantalla tendrá un formato 18:9, lo que básicamente significa que en su resolución de 2.880 x 1.440 píxeles cuando dividamos la pantalla tendremos dos cuadrados exactos, algo de lo que precisamente presumen en su último teaser vídeo.

Buen futuro en Nougat y los tablets convertibles

 

LG hace bien en tratar de explotar esa capacidad, sobre todo porque Android 7.0 Nougat ofrece soporte de ventanas flotantes, potenciando un modo de trabajo que es mucho más propio de ordenadores de escritorio y portátiles que de smartphones e incluso tablets.

 

lgg62

 

 

El problema es que el soporte de esta característica está precisamente pensada para hacer que los tablets basados en Android sean mucho más versátiles. Los convierte en ordenadores al uso, algo que ya hemos visto con un Remix OS que acercaba la experiencia Android al escritorio y que precisamente destacaba por adaptar el escritorio convencional del smartphone para dotarla de una gestión de ventanas y tareas muy cercana a lo que hace por ejemplo un usuario en Windows.

¿Podrá convencer LG a sus usuarios de que este es un argumento válido para sus smartphones? Lo cierto es que el formato 18:9 resulta interesante para sacar más partido de esa capacidad. Una vez más serán los usuarios los que decidan.

 

By Xataka

Continuar leyendo
Visitas: 582 0 Comentarios
0

Publicado por en en Móviles

iphone81

 

Uno de los grandes lanzamientos en el mundo de la telefonía móvil que se avecinan para el presente año es la salida del iPhone 8 a partir del próximo mes de septiembre u octubre. El teléfono marcará el décimo aniversario de la salida del primer iPhone y pretenden revolucionar el mercado con un terminal a la última vanguardia, y una de sus principales características podría ser la inclusión de escáner de iris.

El escáner de iris en el iPhone 8 sería una de sus principales características, pero no la única. Así al menos aseguran desde DigiTimes que, gracias a distintas fuentes, les han confirmado el añadido de escáner de iris en el teléfono, una característica que no es nueva en el sector y que también tendrán rivales como el Samsung Galaxy S8. Pero además de esta característica, la fuente asegura de que la producción de los principales componentes del iPhone 8 ya ha comenzado, y es que Apple quiere asegurarse de que contarán con unidades suficientes para satisfacer la demanda.

 

Continuar leyendo
Visitas: 612 0 Comentarios
0

Publicado por en en Móviles

galaxy8

 

Pues nada, Evan Blass (el famoso @evleaks) acaba de arruinarle la fiesta a Samsung. El famoso 'filtrador' acaba de publicar todos los detalles de nuevo Galaxy S8, e incluso nos lo muestra en una imagen donde se puede confirmar que el frontal está dedicado completamente a la pantalla.

Conociendo el historial de aciertos de Blass es casi un hecho que todo esto se cumpla en el nuevo dispositivo estrella de Samsung, sin embargo, debemos cogerlo con pinzas. Vamos a los detalles.

Pantalla en el 83% del frontal

 

El Galaxy S8 llegaría en dos tamaños, uno de 5,8 pulgadas y el de mayor tamaño que llegaría a las 6,2 pulgadas. Ambos paneles serían Super AMOLED con resolución QHD y abarcarían el 83% del frontal, lo que nos dejaría una relación de aspecto que abandonaría el famoso 16:9 para situarse en 18.5:9. Como ya se había comentado, una característica que se mantendrá es la curvatura en los laterales para ambos modelos, dejando de lado la opción 'flat'.

Como hemos visto en años anteriores, Samsung optará por tener dos procesadores en su Galaxy S8, por un lado el ya comentado Snapdragon 835, y por el otro un nuevo Exynos, que sería fabricado bajo proceso de 10nm y ofrecería un rendimiento 11% más rápido que el Galaxy S7, con 23% mejor procesamiento en gráficos y hasta 20% más eficiencia energética.

Se dice que las baterías serían un punto importante, ya que además del problema que todos conocemos con el Note 7, Samsung buscaría ofrecer una mayor autonomía a pesar de las pantallas de gran tamaño. Por lo anterior, tendríamos una capacidad de 3000 y 3500 mAh respectivamente, siendo las baterías y las pantallas la única diferencia entre ambos modelos

 

galaxy82

 

Ambos llegarían con almacenamiento base de 64GB, compatibles con microSD de hasta 256GB, 4GB en RAM, puerto USB-C con carga rápida, jack 3,5 mm para audífonos, y doble altavoz estéreo ubicado en la parte inferior del dispositivo.

Dentro del apartado fotográfico, las cámaras del Galaxy S8 no sufrirían cambios en cuanto a resolución y no habrá doble sensor trasero, todas las mejoras serán respecto a software, por lo que se mantendrían los 12 y 8 megapíxeles con apertura f1,7. Sin embargo, la cámara principal estrenaría la función de detección de objetos y búsqueda visual, mientras que la cámara frontal llevaría la capacidad de escaneo de iris, una característica que conocimos en el Galaxy Note 7.

Otro elemento que ya se había comentado en anteriores filtraciones es el sensor de huellas, que al haberse eliminado el botón de Home, éste pasaría a la parte trasera del dispositivo junto a la cámara.

Asistente virtual y dock para monitores

 

Siguiendo la información que había sido publicada por The Guardian, el Galaxy S8 tendría la capacidad de conectarse a un monitor y transformarse en una especie de ordenador portátil, que sería compatible con mouse y teclado, además de contar con un nuevo modo escritorio basado en Android 7.0 Nougat. Para esta conexión se necesitaría un dock que llevaría por nombre Samsung DeX, que contaría con las conexiones HDMI y USB necesarias para este tipo de formato.

 

Por otro lado, también tenemos la confirmación de la llegada de Bixby, el nuevo asistente virtual de Samsung que se dice será capaz de manejar comandos más complejos e instrucciones basadas en contextos. El Galaxy S8 contaría con un botón dedicado a Bixby, con el que Samsung piensa darle toda la importancia y peso en este nuevo dispositivo.

El '3D Touch' llega al Galaxy S8

 

Un punto que se había comentado hace varios meses pero que en las últimas filtraciones no aparecía, era la posibilidad de que el Galaxy S8 llegará con pantalla sensible a la presión, muy al estilo del iPhone y su 3D Touch. Ahora Evan Blass confirma que el dispositivo de Samsung contará con esta característica y que servirá para mostrar diversas opciones y menús contextuales en aplicaciones y otras zonas de la interfaz.

Lanzamiento, precio y disponibilidad

Otra novedad es que ahora tenemos el supuesto precio que tendría el Galaxy S8 en Europa, el cual sería 100 euros más caro que los modelos del año pasado, quedando en 799 euros para el de 5,8 pulgadas, y 899 euros para el de pantalla de 6,2 pulgadas.

Se dice que Samsung tendrá un evento Unpacked el próximo 29 de marzo en Nueva York, y el Galaxy S8 sería puesto a la venta el 21 de abril.

 

 

By Xataka

Continuar leyendo
Visitas: 453 0 Comentarios
0

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

¿Aceptas el uso de Cookies para este sitio?