Carro (Carro vacío)

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

iphoneoled

 

El de las pantallas OLED y el próximo iPhone es uno de esos rumores que nadie duda que terminará convirtiéndose en realidad, siendo la probabilidad muy alta en el modelo que nacerá el año que viene. Poniéndonos en esa situación, y haciendo caso a lo que se comenta en la industria, parece que producir la cantidad de paneles que necesita Apple va a ser algo bastante complicado.

Apple normalmente tira de diferentes fabricantes a los que le pide tanta calidad como cantidad, mucha cantidad. Ser el proveedor de componentes principales de un iPhone no tiene comparación con serlo de otro teléfono, ninguno se vende en las cantidades desorbitadas que lo hace el producto de Apple. Por esto hay que atar muy bien la producción de cada cosita que es necesaria, y aquí los de Cupertino siempre han sido unos magos con mucho dinero.

¿Qué es lo último que se cuenta? Bloomberg asegura que la cosa va a estar complicada si tienen que depender de un único proveedor, pero no solo eso, a un nivel más profundo en esto de crear pantallas hay una gran dependencia de una compañía que se encarga de crear las máquinas que hacen las pantallas OLED. Los focos apuntan a una japonesa llamada Canon Tokki.

Siempre hablamos de Samsung o LG, y últimamente hemos estado metiendo algún nombre chino en el asunto, pero hay empresas por debajo que realmente son las que crean la maquinaria, y en el caso que nos ocupa Canon Tokki es muy importante. Esta pequeña compañía, rodeada de campos de arroz, tiene el monopolio de las máquinas ‘ELVESS OLED' que crean al vacío esos píxeles tan vivos - rojo, verde y azul - sobre una superficie de cristal.

 

Precisión patentada

Perteneciente al gigante Canon que todos conocemos, esta empresa no tiene más de 340 empleados y lleva dos décadas perfeccionando la fabricación del equipamiento necesario para crear pantallas OLED. Según Bloomberg tienen una producción máxima de 10 máquinas al año, y tienen una demanda más alta de lo que pueden crear, con par de años de reservas.

¿Por qué no hay más competencia en esto? Parece ser que Canon Tokki tiene un proceso de creación único y patentado, basado en un sistema de cámaras que permiten a las máquinas depositar los píxeles con un margen de error mínimo. Si Samsung o LG no pueden crear estas mismas máquinas en casa, será por algo.

¿Tendrá esto un impacto real sobre Apple y su iPhone? Seguramente Apple tire de Samsung para crear sus pantallas, pagará lo que sea necesario y los coreanos le darán prioridad a esta producción. Pero recordemos que ellos ya tienen una línea propia demasiado grande de teléfonos OLED, y tener que cubrir 100 millones de iPhones - por poner una cifra - va a ser complicado.

 

Sharp también juega

 

No nos olvidemos de Sharp, recién comprada por el gigante Foxconn, y creador histórico de los teléfonos iPhone. El jefazo de esta compañía, Terry Gou, estuvo visitando Canon Toki para realizar unos pedidos.

Sin salir del país asiático tenemos a otro protagonista importante, Japan Display, una empresa que cuenta con la ayuda del gobierno japonés - 75 millones de dólares este mismo mes -, con la intención de que en 2018 sea un gran producto de paneles OLED.

 

By Xakata

 

Continuar leyendo
Visitas: 377 0 Comentarios
0

 

19122016

 

En ocasiones, ciertas aplicaciones que se encuentran instaladas en los smartphones drenan más batería de lo imaginado en un principio. Sin saber muy bien por qué lo hacen, los valores de energía se ven reducidos de forma drástica, mermando la autonomía del dispositivo y haciendo que no se pueda disfrutar de la misma manera. De hecho, son muchas las aplicaciones que se ejecutan en el fondo de manera constante, buscando actualizaciones, ofreciendo notificaciones y haciendo que el dispositivo no funcione como debiera.


Lo primero que debemos de tener en cuenta a la hora de mirar la batería es el amperaje que esta posea y para ser más concretos, los miliamperios por hora (mAh). Cada batería tiene una capacidad de almacenamiento que dependerá de sus dimensiones. Por eso mismo, cuantos más mAh tenga una batería, más afectará al diseño del dispositivo. No obstante, una batería mayor tendrá un tiempo de descarga superior y por tanto, hará que los aparatos puedan ser utilizados durante un mayor tiempo.

 

Apps que más batería gastan

Por mucho que intentemos alargar la vida de nuestra batería, tarde o temprano tenemos que hacer frente a la realidad: existen muchas aplicaciones que hacen que esta tarea sea todo un reto.

Hay estudios donde se demuestra que aplicaciones tan “comunes” como Facebook, Instagram o Spotify son de las que más energía y datos consumen, por lo que habrá que ser cuidadosos si no queremos ver cómo nuestra batería ha desaparecido. Candy Crash Saga, Clash Royale y compañía también suelen consumir bastante, aunque es una conclusión a lo que todos hemos llegado en alguna ocasión después de engancharnos. Los juegos nos ayudan a matar el tiempo muerto, pero también a nuestra batería.

Por otro lado, aplicaciones de navegación y GPS también son bastante costosas: van siempre con la pantalla encendida, necesitan estar conectados para ofrecer todo tipo de información relevante en el momento. Puede merecer la pena, pero si queréis llegar a vuestro destino tendréis que conectar el teléfono al encendedor.

Junto a los anteriores, Google Play Services, Android Firmware Update o Security Policy Updater también consumen mucho debido a que se ejecutan al principio de manera automática.

Consejos para evitar este derroche energético

La batería se ha convertido casi en una obsesión, pues conseguir que dure un día parece todo un reto si se tiene en cuenta el uso que a veces se les puede llegar a dar a los smartphones. Alcanzar los dos días es una utopía que todos no han conseguido por regla general, aunque es cierto que muchos aparatos se esfuerzan por ofrecer algo así. No obstante, existen diferentes consejos para intentar alargar la vida de estos queridos aparatos.

Para empezar, se puede reducir el brillo automático de la pantalla al mínimo. Esto hará que la batería sufra menos y si tenemos en cuenta que en la calle (con todo el sol) podemos no apreciar bien lo que aparezca en la pantalla, salvo en determinadas ocasiones, intentaremos usar menos el móvil. Desactivar el WiFi es un truco muy sencillo y básico, además de eficaz. Si no vais a utilizarlo, ¿para qué tenerlo todo el rato conectado? Algo similar sucede con la opción de localización. Algunas aplicaciones la utilizan, como las redes sociales o el GPS, pero salvo que sea necesario, el uso tendría que estar limitado.

El modo ahorro de batería del móvil también puede ser muy eficaz si lo aprovechamos cuando nos queda poca energía y queremos estirarla todo lo posible. Por supuesto, también existen aplicaciones como Battery Doctor que nos ayudan a optimizarla, aunque todo hasta un límite. Por último, desconectar la conexión de datos (además del WiFi) no es una manera si no se va a utilizar el teléfono durante varias horas, como cuando dormimos.

 

 

 

Nuestra "dependencia del smartphone" podría compararse al terror que sentimos de quedarnos sin batería, y esto es algo que puede suceder en el peor momento. Se trata de un elemento muy importante en un momento donde los dispositivos actuales son cada vez más potentes y exigentes. Por eso mismo LG nos ofrece un teléfono con el que busca solucionar esto.

EL LG X Power se trata de un smartphone con una batería de 4100 mAh no extraíble que, a su vez, cuenta con tecnología de carga rápida. En cuanto el resto de sus especificaciones, se trata de un dispositivo con una pantalla HD de 5,3 pulgadas con el procesador de cuatro núcleos MediaTek MT6735 y dos cámaras de 13 megapíxeles y 5 megapíxeles. Junto a esto nos encontramos 2GB de memoria RAM y 16GB de memoria interna, aunque puede ser ampliada hasta 128GB gracias a su ranura para tarjetas microSD.

Por supuesto, que nos dure más o menos la batería al final depende del uso que se le dé al Smartphone. Pero sin dudarlo ni un segundo se trata de un producto que habría que tener en consideración.

 

Continuar leyendo
Visitas: 401 0 Comentarios
0

La gama media estándar de smartphones, esa que se mueve entre los 100 y los 200 euros de precio, tiene un nuevo representante, el MyWigo City 2. Un teléfono poco llamativo por fuera pero que tiene algo que decir en cuanto a equipamiento por ese precio, incluido lector de huellas y cierto acabado metálico.

La compañía española lanza un móvil bien equipado y con una solución de software útil que, sin embargo, no interfiere prácticamente nada en Android para evitar la pérdida de fluidez. Son sus puntos fuertes junto a un soporte local que, prometen, puede llegar a resolver incidencias incluso en 15 minutos de forma remota.

MyWigo City 2 es un teléfono de 152,5 x 77 x 8,3 milímetros con un panel IPS de 5,5 pulgadas y resolución HD (720 x 1.280 píxeles) y 267ppi. La empresa valenciana ha elegido el SoC de 64bits de MediaTek MTK6735, como tantos otros modelos de entre 100 y 200 euros. Está formado por un procesador de cuatro núcleos Cortex-A53 a 1,30GHz y una GPU Mali-T720. Pero al menos lo ha engordado con 2GB de RAM y 32GB de almacenamiento interno, algo muy raro de encontrar en su gama.

Uno de sus puntos fuertes es su cámara trasera, con sensor Samsung de 13 megapíxeles, flash LED y capacidad para grabar vídeo en HD mientras que la delantera es de 5 megapíxeles. Por desgracia no pudimos poner a prueba ninguna de las dos en esta breve toma de contacto y por tanto no sabemos si realmente cumple o si se queda en la marca.

Hardware

 

MyWigo City 2 es un teléfono de 152,5 x 77 x 8,3 milímetros con un panel IPS de 5,5 pulgadas y resolución HD (720 x 1.280 píxeles) y 267ppi. La empresa valenciana ha elegido el SoC de 64bits de MediaTek MTK6735, como tantos otros modelos de entre 100 y 200 euros. Está formado por un procesador de cuatro núcleos Cortex-A53 a 1,30GHz y una GPU Mali-T720. Pero al menos lo ha engordado con 2GB de RAM y 32GB de almacenamiento interno, algo muy raro de encontrar en su gama.

Uno de sus puntos fuertes es su cámara trasera, con sensor Samsung de 13 megapíxeles, flash LED y capacidad para grabar vídeo en HD mientras que la delantera es de 5 megapíxeles. Por desgracia no pudimos poner a prueba ninguna de las dos en esta breve toma de contacto y por tanto no sabemos si realmente cumple o si se queda en la marca.

 

mywigo

 

En cuanto a conectividad, soporta redes 4G en bandas 800, 1800, 2100 y 2600, WIFI 802.11 a/b/g/n, GPS + aGPS y Bluetooth V4.0. Su conexión externa es microUSB 2.0 y, como la mayoría de dispositivos de este tipo, acepta dual-SIM o una expansión de almacenamiento mediante micro SD de hasta 64B.

Todo esto lo aguanta una batería de 3.000mAh. Una capacidad más que decente para sus especificaciones y que además no dispara su peso más allá de los 144 gramos.

El diseño del MyWigo City 2 no parece tener como objetivo llamar demasiado la atención, no entra especialmente por los ojos. Su cuerpo está formado por materiales plásticos pero con una serie de remates en metal como la banda completa del contorno, los botones laterales o los marcos de la cámara y el lector de huella. Una sensación reforzada por el nombre de la marca, impreso también en color en la tapa posterior.

La parte delantera es muy sencilla, un diseño muy limpio, en el que tan solo resaltan los tres puntos para altavoz, cámara y sensor en la parte superior y los tradicionales botones capacitivos en la inferior. Lo más llamativo son los agujeros circulares para la salida de audio que posee en la base, junto al puerto de carga, y una línea marcada en la parte trasera, sobre la cámara.

Diseño

 

El diseño del MyWigo City 2 no parece tener como objetivo llamar demasiado la atención, no entra especialmente por los ojos. Su cuerpo está formado por materiales plásticos pero con una serie de remates en metal como la banda completa del contorno, los botones laterales o los marcos de la cámara y el lector de huella. Una sensación reforzada por el nombre de la marca, impreso también en color en la tapa posterior.

La parte delantera es muy sencilla, un diseño muy limpio, en el que tan solo resaltan los tres puntos para altavoz, cámara y sensor en la parte superior y los tradicionales botones capacitivos en la inferior. Lo más llamativo son los agujeros circulares para la salida de audio que posee en la base, junto al puerto de carga, y una línea marcada en la parte trasera, sobre la cámara.

 

Continuar leyendo
Visitas: 423 0 Comentarios
0

Publicado por en en Móviles

Llegados a este punto del año toca irremisiblemente ponernos manos a la obra para determinar qué smartphone de gama alta tiene la mejor cámara. ¿Serías capaz de decidirte por uno en concreto? Lo vamos a comprobar con un breve pero contundente test. Te proponemos una imagen diferentes tomada con los siete teléfonos de 2016 que consideramos como mejores. Lo que no te decimos por ahora es quién ha hecho cada foto. ¿Será el ganador el que tú pensabas o habrá sorpresas?

Las siguientes imágenes han sido tomadas con los terminales que consideramos como mejores del año en la gama alta en este 2016. Con ellos hemos realizado las fotográficas con las que queremos que votéis por las mejores, siempre bajo las mismas condiciones, actualizados a la última versión oficial de su sistema operativo y en modo automático a la máxima resolución.

Con luz todas las cámaras de terminales de gama alta lucen estupendas. ¿Todas? ¿Y si nos acercamos a los detalles? Vota por la fotografía (A, B, C, D, E, F o G) que te parezca que lo ha hecho mejor en este escena. Puedes hacer clic sobre cada una de las imágenes para verlas a máxima resolución y poder apreciar mejor los detalles.

Los contendientes

Escena general de día

 

a

 

b

c

d

d

f

g

Continuar leyendo
Visitas: 392 0 Comentarios
0

Publicado por en en Móviles

El móvil se ha convertido en un compañero perfecto para millones de conductores, que no solo obtienen cumplida información en el trayecto gracias a aplicaciones como Google Maps, Apple Maps o Waze, sino que también utilizan estos dispositivos para escuchar música o ir enviando mensajes mientras conducen.

El problema es que esas aplicaciones móviles están demostrando ser una distracción mortal: en EE.UU. se ha visto el mayor crecimiento en muertes al volante en 50 años, y la culpa la tienen las apps. La situación es análoga en países como España, donde el móvil se ha convertido en la primera causa de muerte al volante en Cataluña, por ejemplo.

La National Highway Traffic Safety Administration advertía en Estados Unidos del impacto de los móviles en la siniestralidad. El número de muertes se había visto reducido de forma constante en las últimas 4 décadas, pero en 2015 las carreteras estadounidenses vieron un repunte de muertes que se ha acentuado en la primera mitad de 2016, donde se han producido un 10,4% más de muertes que en el mismo periodo de 2015.

Ese repunte está asociado al uso de aplicaciones móviles durante la conducción: la tendencia a usar el móvil de forma activa durante el trayecto está dando lugar a distracciones fatales, y tendencias como las de grabarse en Snapchat para luego compartir esos vídeos están causando ya muertes en ese país.

El efecto de juegos como Pokémon Go ha sido igualmente devastador, y según un nuevo estudio se estimó que más de 110.000 incidentes de tráfico fueron provocados por conductores y peatones que estaban distraídos al ir jugando al juego.

Los responsables de las principales plataformas móviles y también los fabricantes de coches están tratando de ofrecer soluciones a esas distracciones, y la mayoría se centra en la opción de poder controlar el móvil con la voz para evitar tocar el móvil durante la conducción. Para Deborah Hersman, del National Safety Council, no está claro que esas tecnologías reduzcan las distracciones: podrían incluso animar a la gente a usar más y más funciones del móvil mientras conducen, algo que al final es una distracción constante.

La Dirección General de Tráfico (DGT) en España hace tiempo que advierte del problema del uso del móvil al volante. En la campaña navideña de 2014 emitían un anuncio en el que se veía cómo por ejemplo actividades profesionales clave se podían ver impactadas por el uso del móvil:

Un estudio del RACC mostraba recientemente cómo el 94% de los conductores reconocía que usar el móvil al volante era una práctica peligrosa. La DGT lleva tiempo tratando de minimizar el uso del móvil mediante mecanismos como el de las multas, que son de 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir.

El problema es que eso no parece haber servido de mucho: el número de sancionados no para de crecer, y si en 2008 las multas fueron casi 160.000, en 2015 la cifra ha superado los 190.000 usuarios multados.

A principios de 2015 se conocían también los datos de mortalidad en las carreteras catalanas interurbanas. En las conclusiones se indicaba que esa mortalidad se había reducido un 17,6% respecto al año anterior, pero había un dato preocupante: por primera vez la distracción al volante había superado al exceso de velocidad como causa de los accidentes de tráfico.

Muchas de esas distracciones estaban causadas por el móvil: al cruzar esos datos con las estadísticas de los Mossos d'Esquadra se confirmó que el 87% de las multas impuestas por las distracciones al voolante tenían que ver con la manipulación de teléfonos móviles o GPS.

Según la DGT "hablar por el móvil aumenta entre 4 y 9 veces el riesgo de sufrir un accidente de tráfico, es decir, es similar a conducir con una alcoholemia de 1.0 g/l. Si en condiciones normales no se percibe entre un 5-15% de las señales de tráfico, hablando por el móvil se dejan de captar hasta un 50%".

Hay otra práctica especialmente peligrosa al volante: la de usar las omnipresentes aplicaciones de mensajería instantánea durante los trayectos. Según la DGT el riesgo de siniestro se multiplica por 23, porque el efecto de esas distracciones es evidente en quienes las sufren.

Lo demostraba el comentario de uno de los entrevistados por en The New York Times. Brett Hudson afirmó usar su iPhone constantemente en sus trayectos al trabajo: hace uso de la conexión Bluetooth para poder hacer y recibir llamadas, y se compró un clip para la rejilla del ventilador para poder ver la pantalla mientras conducía. Aún así Hudson admitía que esas opciones no le libraban del riesgo:

He notado que cuando tengo que tocar el teléfono mi cerebro está tan centrado incluso en ese pequeño periodo de tiempo, que realmente no recuerdo lo que ha ocurrido en la carretera durante esos cuatro o cinco segundos

¿A que el comentario os resulta familiar? Precaución, amigos conductores. Mucha precaución. Puede que el coche autónomo minimice de forma drástica el problema del uso del móvil al volante y reduzca la siniestralidad, pero aún hay que resolver limitaciones y problemas. Hasta que esos vehículos se impongan en nuestras carreteras (si es que lo hacen), tratad de recordar que como decía la DGT en otra campaña publicitaria, lo importante es llegar


 

¿Dejarías que un cirujano usase el móvil mientras te opera?

El alucinante efecto del uso del móvil en la conducción

Continuar leyendo
Visitas: 457 0 Comentarios
0

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Puedes ampliar información en el siguiente enlace Más información.

¿Aceptas el uso de Cookies para este sitio?